En un mercado tan dinámico como lo es el del negocio, en un plano digital se observa una enorme cantidad de proyectos e ideas originadas en medio de la crisis, pero de igual manera dentro del conglomerado de grandes ideas y proyectos existen muchas dificultades por las que los emprendedores deben pasar con su negocio y de lo cual nadie le gusta mencionarlo, a continuación te mostraremos algunos aspectos a evaluar para tu emprendimiento.

Elige bien tu negocio.

Tienes que saber identificar qué tipo de producto o servicio es en el que te estarías especializando, identificar a tu mercado meta o audiencia, canales de comunicación (conocer las redes sociales y su uso óptimo),  canales de distribución, expectativas del mercado, agente diferenciador entre lo que tú y la competencia ofrecen, etc.

Administrar eficientemente tu negocio.

Esta es una parte complicada para muchos, hay quienes buscan en físico o por Internet cursos sobre administración para su negocio, que vayan de acuerdo al tipo de empresa que se están emprendiendo. Haz presupuestos y haz proyecciones, hay que tener en cuenta los gastos iniciales, los gastos del producto y proyectar una ganancia; es de aclarar que durante esta parte, en los primeros meses probablemente no se perciban grandes ganancias, puesto que está abriéndose pasó en el sector y ganando visibilidad poco a poco.

Administrar eficientemente tu negocio

Has un buen plan de marketing.

Para poder realizar esto de manera eficiente es de vital importancia que conozcas el sector al que pertenece tu negocio, las ventajas y desventajas competitivas de éste, conocer tu oferta, conocer tu mercado objetivo, sus gustos, preferencias, necesidades y deseos, posibles aliados estratégicos, canales de comunicación sólidos para desarrollar un feedback (retroalimentacion) eficiente.

Aprende de tus errores.

A pesar de que tengas un plan de marketing sólido, una gran idea de negocio y los mejores aliados, siempre existe la posibilidad de que cometas algún error o suceda algún inconveniente. Pero no dejes que eso te desanime, sino más bien levántate, analiza cual es la raíz del problema y has las correcciones necesarias. Recuerda que cada fracaso te acerca un paso más al éxito.

Sal de tu zona de confort.

Con el tiempo y mucho esfuerzo llegarás a consolidar tu negocio como una empresa bien posicionada, ya que tus procesos marcharán bien, tendrás una cartera de clientes sólida y esto se verá reflejado en mayores ganancias. Pero así como lo inculca la cultura japonesa con su filosofía “kaizen”, debes estar en constante búsqueda de mejora continua, no es porque tu empresa esté mal sino porque siempre hay algo que se puede mejorar; ampliar la cartera de productos o servicios que se ofrecen, mejorar el canal de comunicación y distribución, mejorar en los tiempos de espera, etc.

Cree en ti y en tu negocio.

Este es un paso que nunca debe faltar al emprender en tu negocio online, pero que será muy complicado en algunas etapas. ¡No te rindas!

Los emprendedores se caracterizan por ser personas osadas, y tener la seguridad en sí mismos es determinante para conseguir el éxito. ¡Atrévete, da el salto, ponte en marcha para hacerlo realidad!

¡Quien no arriesga no gana!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =