Este es el primero de una serie de artículos relacionados que te darán información de la importancia del diseño gráfico aplicado a redes sociales, sitio web, documentos y en aplicación general para tu empresa.

La identidad corporativa es la representación o imagen conceptual que un espectador tiene de una organización o de una empresa, la imagen corporativa es una parte de la identidad de la empresa que hace referencia a los aspectos visuales de dicha representación y fácil reconocimiento. La identidad corporativa no trata sólo del logotipo de la empresa como suele confundirse con frecuencia, la identidad corporativa es la imagen, las sensaciones, las emociones, la filosofía y los valores que la empresa transmite al exterior y por extensión, la representación de todo ese conjunto de elementos que se quieren trasmitir a los clientes y público en general.

La identidad corporativa de una empresa abarca tanto aspectos de carácter estético que la representa visualmente como: logotipo, tipografías, colores, papelería corporativa, los elementos de comunicación externa e interna, publicidad, protocolo, arquitectura corporativa, como aspectos intangibles, por ejemplo, la filosofía de la propia organización o empresa, su misión y sus valores, además de otros factores claves para la empresa.

Algunas personas no le prestan el interés adecuado a este aspecto esencial de la empresa, pero la realidad es que mediante el diseño gráfico se capta la atención de las personas y de ahí se define si será el primer y último acercamiento a la empresa como clientes o clientes potenciales.

Es un hecho es que, si el diseño resulta ser creativo, al público que queremos alcázar les será de interés y atrapará su atención para conocer más acerca del servicio, producto o en general lo que queremos comunicar. Al final esto es lo nuestro principal objetivo.

De lo contrario, sólo verán una imagen poco interesante y aburrida.

Pero la creación de una imagen empresarial no es algo sencillo.

Es todo un proceso en el que previamente se necesita una investigación para poder saber a qué tipo de público va dirigido el producto, su edad, el nivel sociocultural, entre otros aspectos que dan pie a la segmentación.

Todo con el fin para poder darle a la imagen un mayor impacto en los usuarios y poderles crear un deseo de atracción y adquisición.

Dejaré el tema hasta acá, mantente pendiente de la continuación que publicare en días próximos.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 5 =